Un paseo de lujo por el Amazonas: ¡En un crucero!

Amazonas, es el río más largo y caudaloso del mundo recorre el continente latinoamericano de Oeste a Este, tiene sus orígenes en Perú (Cordillera de los Andes) y desemboca en las aguas del Océano Atlántico en Brasil.

Recorrer sus diferentes afluentes y las reservas naturales que lo rodean es una experiencia inolvidable, ahora bien si toda esa experiencia la hacemos en primera clase creo que nos van a faltar palabras para describirlo aunque aún así haremos un esfuerzo.

Hace ya algún tiempo existen los Cruceros de Lujo por el Amazonas, embarcaciones que tienen todos los servicios que un viajero que desea una experiencia exclusiva podría necesitar. Desde que uno llega al aeropuerto de la ciudad de Iquitos para alojarse en el único Hotel 5* de la ciudad: Dorado Plaza 5*, comienza uno a pasarla bien ya que todos estos servicios están incluidos.

La aventura empieza por la mañana, cuando te trasladan en privado al muelle de la ciudad de Nauta ubicada a 1 hora y media de la capital de la Amazonia Peruana. Empieza el embarque en el Crucero Zafiro donde el staff los llevará a lo que se convertirá en su hogar flotante en la selva en los próximos días. ¡Esto sí que es una aventura!

Te da la bienvenida una suite estilizada, especialmente equipada con toda variedad de facilidades para un viajero exigente. Camas confortables, sábanas y batas de puro algodón, almohadas, aire acondicionado, y un lindo baño . Como detalle único está un balcón privado en la cubierta alta, desde donde se disfruta de una vista incomparable de la Amazonía y la inmensidad de la selva y toda la fauna que en ella habita. Se pueden llegar a ver guacamayos amarillos y monos perezosos entre otros animales.

Este recorrido varía dependiendo de la cantidad de días con los que cuentes pero lo mínimo son 4 días y 3 noches, ya sea en temporada de aguas bajas o en época de aguas altas de Noviembre a Mayo. Las excursiones se dan entorno a la Reserva Natural Payaca Samiria conocida también como la Selva de los Espejos, conformada por 17 lagunas.

 

Para las excursiones se toman embarcaciones pequeñas, de esa manera es posible adentrase en el espesor de la selva desde muy temprano para ver y nadar con los misteriosos delfines rosados que según cuenta la leyenda, se transforman en humanos para llevarse a los hombres y mujeres más guapas de la zona (¡así que a ciudarse!).

Se visitan los más importantes ríos tributarios del Amazonas como lo son el río Ucayali y el Marañon y es durante cada una de estas visitas que se puede disfrutar no sólo del paisaje sino también de la fauna como ver caimanes, búhos, capibaras, etc.

Luego de agotadores pero increíbles recorridos se retorna a la comodidad del Zafiro para disfrutar de una espléndida cena acompañado del grupo musical de música amazónica en vivo.

Y estando en Perú (capital gastronómica de América), no podía faltar uno de estos días, la oportunidad de participar en una amena clase de cocina peruana donde te enseñan cómo preparar algunos platillos de la variada gastronomía amazónica.

A toda hora uno encuentra una actividad distinta, ya que al atardecer se puede disfrutar del jacuzzi circular de la terraza con vista al rio y a la selva, programar una sesión de masajes o ejercitarse un momento en el gimnasio.

En definitiva un viaje en Crucero por el Amazonas es una experiencia que han redefinido el lujo combinándolas de manera casi perfecta en armonía con la naturaleza.

Yasser Silva ChuyFotoFirmaYasser

Me encanta viajar y disfrutar de una buena comida. Soy Director General de Andina Travel Club, agencia de viajes peruana, y estamos listos para ayudarte en tu próxima viaje al Perú.

Yasser.silva@andinatravelclub.com

http://www.andinatravelclub.com/

Anuncios

Acura ILX A-Spec

Acura ILX, el chico malo, no tan malo…

Esta semana probé lo que Acura llama: “El chico malo, para los chicos malos de las buenas familias”, así es el ILX, un auto que desde su concepto y concepción, ha atacado el lado salvaje de los autos Premium, queriendo distinguirse por ser un producto irreverente, divertido y diferente en algunos sentidos. Así que manos a la obra, y a describir este auto y los grandes momentos que viví en la semana de prueba.

Empezaré con el exterior, la verdad es que el color azul me gusta, no sólo en este auto, en general, pero el ILX, tiene un “no se que, que qué se yo” que hace que te guste. El concepto entero hace que llame nuestra atención, con unos rines de 18” bi tono (en el caso de la versión que probé) la A-Spec, con faros delanteros de LED (Jewel Eye), faros de niebla, spoilers laterales y en cajuela, luces diurnas, faros de LED en calaveras traseras, etc. Desde afuera se ve un carro de buen gusto, y con un toque perfecto de deportividad sin ser ostentoso, y sobre todo, sin caer en exageraciones con el afán de hacerlo ver más deportivo.

Ya en el interior, las cosas cambian en muy buena medida, se respira un aire PREMIUM pero sin exageraciones ¿a que me refiero? al aire familiar de su otra marca, sólo este, considero de mejor calidad y terminado.  Ya sentado, los instrumentos son precisos, todo está al alcance y bien distribuido, monta dos pantallas en el centro para controlar los sistemas del carro, GPS, Bluetooth, etc. El clúster de instrumentos, es de fácil lectura gracias al contraste rojo y blanco con el que cuenta. Los asientos de piel y gamuza entregan un soporte preciso, y con el sistema de audio “Eliot Scheiner” se complementa el paquete para estar en una cabina, en donde no hace falta nada para estar cómodo, y  sobre todo, para poder emprender la marcha sin problema.

Hablando de emprender la marcha, fue aquí donde me lleve la sorpresa que honestamente no esperaba, ya que al encender el vehiculo por medio del sistema “Keyless” se escucho el preludio de que esta prueba, podría tener algo más picante y un tanto divertido.

Siendo honestos, en el modo “Drive” el carro puede parecer un auto más del segmento, con sus 201 HP’s es un auto de buenas prestaciones y que cumple para tener un motor de 2.4 lt. Pero ese “no se que, que qué se yo” del principio, al hacer uso de las paletas por medio de los cambios secuenciales, la historia dio un giro inesperado, el performance mejoró notablemente, digamos que cambio para ser un auto ágil, contundente y hasta cierto punto divertido de manejar. El detalle es que cuenta con un torque de 180 Lb/pie desde las 3,800 revoluciones, inyección directa de 16 válvulas y un peso de 1,400 Kg, que en conjunto dan la sorpresa que no esperaba. El manejo en modo “Manual”, recordemos por medio de las paletas, logra hacer el “Match” perfecto con la imagen exterior y la idea de “Chico malo” que Acura intenta crear alrededor del modelo. En verdad, es un cambio tan radical que enamora y gusta fácilmente, y si a esto le sumamos, que la visibilidad por medio de los faros Jewel Eye mejora en 23 metros, y que cuenta con todos los sistemas de seguridad pasivos, frenos muy efectivos, bolsas de aire, sistema de punto ciego, etc., el paquete resulta atractivo y convincente.

En resumen, puedo asegurarles que se nota que Acura ha puesto un gran empeño en mejorar la imagen de la marca, así como la calidad de sus productos y la eficiencia mecánica, para ofrecer mejores autos con gran carga tecnológica, y sobre todo, con resultados en el manejo que sean tan agradables, como resultó ser esta prueba para mi.

Definitivamente Acura, dio un gran paso hacia delante con la entrega del ILX, y estoy seguro que con la campaña que han propuesto del “Chico malo” harán que muchos volteen a ver este modelo de grandes prestaciones y con un motor sumamente modesto en consumo, además del gran equipamiento al que han acostumbrado a sus clientes. Sin duda, un gusto y grata sorpresa el haber podido manejar a este pequeño .

Precios:

ILX A-Spec $ 485,900

ILX Tech  $ 462,900

Luis de Mendieta

Twitter: @luisdemen

CarManía